Dieta disociada

dieta disociadaTe la damos bien explicada

La dieta disociada permite comer de todo ya que se basa en la distribución de los alimentos durante las 24 horas del día y no en la cantidad de alimentos, por lo que no tendremos que controlar ni el peso ni las calorías de los mismos.

El secreto de la dieta disociada está en no mezclar determinados grupos de alimentos, ya que una combinación errónea de éstos los convertirá en grasa, cosa que no pasará cuando se tomen por separado.

Con la dieta disociada conseguiremos resultados muy buenos sin pasar hambre y sin padecer una digestión pesada gracias a sus recetas, permitiendo llegar a nuestro peso ideal. Podremos llegar a perder alrededor de 2,5 kilos en 30 días y llevarla a cabo el tiempo que queramos, es decir, de manera ilimitada, además nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Como queríamos dártela bien explicada, para que la entiendas te diremos que está basada en la teoría del equilibrio entre ácidos y bases en nuestro estómago. Esta dieta trabaja en base a las leyes de la digestión y divide los alimentos en tres categorías fundamentales, como son los glúcidos, las proteínas y los alimentos neutros.

La idea principal es no comer estos tres grupos de alimentos a la vez, pues si lo hacemos no beneficiaremos al sistema digestivo. Éstos son algunos de los principios de la dieta disociada.

Además al combinar de forma correcta los grupos de alimentos, nos llevará a una distribución más lógica de los nutrientes, siempre dependiendo de las necesidades de energía de nuestro cuerpo a lo largo de todo el día.

De esta manera podremos llegar a nuestro peso ideal sin pasar hambre y sin padecer una digestión pesada.

Tabla de la dieta

En ella vamos a poder adelgazar comiendo, eso sí, hemos de prestar atención a los alimentos que ingerimos, ya que según ésta, los debemos de clasificar por categorías y solo comer en una misma toma aquellos que pertenecen a la misma clase.

Para no cometer ningún error cuando se esté llevando a cabo, os dejamos una tabla de los alimentos de la dieta disociada que determinan, por una parte, los que están permitidos, y por otra, la categoría a la que pertenecen, de forma que no mezclemos unos y otros.

Como se aprecia en la siguiente tabla, existen cinco grandes grupos de alimentos, y además vemos los productos aptos en cada uno de ellos para la realización de la misma.

Carbohidratos

Arroz, maíz, harina, pastas, legumbres, garbanzos, lentejas, habas y soja.

Frutas

naranjas, mandarinas, limones, kiwi, piña, moras, uvas, sandia, plátanos, fresas y manzanas.

Grasas

Aceite de oliva o de girasol, avellanas, nueves, chocolate, pasas y dátiles.

Proteínas

Carnes, pescados, mariscos, productos derivados de la leche, queso y huevos.

Verduras

Lechugas, espinacas, coliflor, calabacín, pimientos, espárragos, zanahoria, pepino, cebolla, acelgas, puerro y apio.

Pasos a seguir

La dieta disociada indica que está totalmente prohibido mezclar distintos grupos de alimentos en una misma comida. Por ello, en ningún caso vamos a mezclar los siguientes:

Proteínas como carne, pescado, leche, etc., con hidratos de carbono como cereales, pan pasta, arroz, legumbres, o grasas como aceites, frutos secos, mantequilla, etc, exceptuando los huevos.

Proteínas con grasas

Distintas clases de hidratos de carbono

Distintos tipos de frutas como por ejemplo ácidas como la naranja con las dulces como las uvas.

Las legumbres y hortalizas se pueden mezclar con todos los alimentos exceptuando la fruta.

Además, hay que quitar de nuestra alimentación el azúcar, los refrescos (excepto los light) y el alcohol.

Si quieres ver un ejemplo de dieta disociada menu puedes hacer clic en este enlace.

Cuándo vamos a comer los alimentos?

Junto con las normas anteriormente citadas, vamos a recordar otras directrices a seguir.

Las tomas se dividen en cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Únicamente vamos a ingerir fruta en el desayuno y a media mañana. Bajo ningún concepto la mezclaremos con el resto de grupos de alimentos.

Algunas grasas como los frutos secos, tales como nueces, dátiles y pasas, las podremos comer tanto a media mañana como para merendar. Recordad que nunca mezclado con fruta.

Hay que comer carbohidratos a media mañana o en la comida, pero no a la hora de cenar, donde tomaremos siempre proteínas. Los hidratos de carbono no se tienen que mezclar, por ejemplo, si comemos pasta, no hay que tomar patatas.

Es muy importante no saltarnos ninguna toma. Hay que entender que, a pesar hacerlo de manera separada, a lo largo del día vamos comiendo todos los nutrientes que nuestro organismo necesita. Si nos saltamos alguna comida podremos sufrir un déficit nutricional y ralentizar nuestro metabolismo.

Más adelante os facilitamos algunas recetas para que podáis tener algunas ideas.

Ventajas

Se trata de una dieta que no es complicada de hacer, ya que no pasamos hambre durante su realización y así es más sencilla de llevar a cabo.

Nos permite comer de todo, con lo que no hay necesidad de hacer grandes cambios con nuestra alimentación normal, además cuenta con alimentos que son sencillos de encontrar en el mercado.

No tienes que estar contando las calorías que consumimos en cada ingesta, con lo que nos exige menor control de las cantidades que otras dietas más estrictas, lo que nos permitirá hacerla sin cansarnos.

Desventajas

Es una dieta desequilibrada, pues no define unas cantidades diarias para cada grupo de alimentos, lo que indica que no se recomienda hacer durante demasiadas semanas.

En las semanas después de terminar la dieta se puede tener el famosos efecto rebote y aumentar de peso.

Además, no se ha comprobado de forma científica que los argumentos en los que está basada esta dieta sean ciertos. Por ello, como siempre hacemos, recomendamos que antes de hacerla consultes con un profesional en medicina y dietética.

Dieta disociada 7 días

Te presentamos un menu para 7 días que también puedes utilizarlo para hacerla durante 10 días, guiándote de alguno de los días que ya hayas hecho y repitiendo el que más te apetezca.

Día 1

Desayuno: tostada, té verde o café

Media mañana: 3 nueces

Almuerzo: frutas variadas

Merienda: 3 dátiles

Cena: una taza de sopa de vegetales, una fruta

Día 2

Desayuno: verduras hervidas o al vapor, zumo de tomate

Media mañana: 3 dátiles

Almuerzo: verduras al horno, ensalada de brócoli

Merienda: frutas variadas

Cena: sopa de verduras, ensalada mixta

Día 3

Desayuno: galletitas integrales, infusión

Media mañana: un puñado de pasas

Almuerzo: pescado al horno o a la plancha

Merienda: frutas variadas

Cena: una lata de atún al natural o al agua

Día 4

Desayuno: ensalada de frutas y yogurt desnatado

Media mañana: 3 nueces

Almuerzo: filete de cordero, arroz integral

Merienda: 3 dátiles

Cena: infusión y un yogur desnatado

Día 5

Desayuno: dos tazas de avena

Media mañana: fruta variada

Almuerzo: pequeña porción de ternera

Merienda: un puñado de dátiles

Cena: caldo de verduras, una tostada

Día 6

Desayuno: zumo de manzana, sándwich de pollo

Media mañana: fruta variada

Almuerzo: pollo al horno

Merienda: 3 dátiles

Cena: sopa de verduras y pollo cortado en trocitos

Día 7

Desayuno: cereales y leche desnatada

Media mañana: 3 nueces

Almuerzo: ensalada de zanahoria, champiñones, brócoli

Merienda: fruta variada

Cena: un trozo de pollo asado

Por Luna Victoria

Resumen
Título
Dieta disociada
Descripción
Dieta disociada
Autor
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, puntuación: 4,50 de 5)
Cargando…

Sobre Luna Victoria

Entrenadora deportiva y dietista personal especializada en nutrición.

Suscripción

Suscríbete a nuestro boletín de correo electrónico para recibir nuevos artículos.

, ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario