La dieta saludable

Qué entendemos por una dieta sana

Una dieta saludable debe aportar las cantidades indispensables de calorías que el cuerpo necesita obligatoriamente para poder hacer todas las actividades del día a día.

Es necesario que una dieta saludable y equilibrada nos aporte los nutrientes indispensables para nuestro correcto funcionamiento nutricional y buen proceso metabólico.

Para que sea equilibrada y al mismo tiempo podamos adelgazar tendremos que tener presentes en la misma proteínas para el mantenimiento de músculos y huesos, hidratos de carbono para tener la energía suficiente, y como no podían faltar, vitaminas y minerales para generar las reacciones químicas necesarias en los procesos metabólicos.

Qué cantidad de nutrientes incluir

Para establecer un equilibrio vamos a ver las proporciones necesarias.

En primer lugar las proteínas tienen que alcanzar entre un 10 y 15 % del aporte total.

A su vez, los hidratos de carbono tienen que encontrarse entre el 50 y 50 % del total.

Los ácidos grasos no deberán de ser más del 30 – 35 % de las calorías totales que ingeramos.

En principio hay que tomar en consideración estas medidas y respetarlas, sin embargo, podemos encontrar dietas que disminuyen por ejemplo, los hidratos de carbono, como es el caso de la dieta Dukan de la que ya hemos hablado en la web, e incluso otras en las que se incrementa la ingesta de proteínas, como la mencionada dieta proteica. Ambos tipos son dietas desequilibradas.

bajar de pesoCómo haríamos entonces si queremos bajar de peso?

Cuando no cubrimos los porcentajes nutricionales establecidos, podemos engordar al no tener equilibrio en nuestra alimentación, o adelgazar al disminuir nutrientes y al mismo tiempo también por desequilibrio.

Para perder peso existen dos maneras:

Una sería tener una alimentación sana que no reduzca ningún nutriente pero que tenga una cantidad de calorías menor a nuestro gasto de energía.

Hay muchas formas de hacerlo, es decir, consumiendo 1.500 – 2000 calorías diarias, es decir, consumiendo menos calorías de las que gastemos.

Otra alternativa es hacer una dieta desequilibrada disminuyendo las grasas, es decir, donde las calorías sean inferiores a nuestro gasto energético. Aquí, todo va más deprisa, pues este tipo de dietas se hacen para reducir calorías, eso sí, no podemos hacerlas durante demasiado tiempo, ya que este desequilibrio no sería bueno para nuestro organismo.

dieta mediterraneaLa dieta más sana y equilibrada es la mediterránea

En ella empleamos nutrientes tales como frutas, pastas y arroces, carne en su justa medida y bastante pescado. Al mismo tiempo se utilizan legumbres, verduras, aceite de oliva virgen extra, frutos secos, pan integral.

Además se suele acompañar del sabor de ciertas especias como ajo, orégano, pimienta y en la mayoría de las ocasiones las comidas están, como se suele decir, regadas con un magnífico vino.

Nadie se atreve a poner en duda las excelentes cualidades de la dieta mediterránea y su capacidad para prevenir muchas enfermedades de corazón, ciertos tipos de cáncer, colesterol elevado, entre otras.

Por todo lo mencionado, las dietas sanas por definición, deberían de tener presente las frutas, verduras y cereales variados. Todos ellos contienen importantes dosis de hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales, y además con muy poca grasa y sin colesterol.

La mejor recomendación es combinar una dieta saludable con deporte, lo que nos ayudará a que el gasto de calorías sea superior que las calorías que consumamos.

Resumen
Título
La dieta saludable
Descripción
La dieta saludable para bajar de peso y adelgazar
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Déjenos su valoración)
Cargando…

Sobre Luna Victoria

Entrenadora deportiva y dietista personal especializada en nutrición.

Suscripción

Suscríbete a nuestro boletín de correo electrónico para recibir nuevos artículos.

, ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario