Saltar al contenido

Pilates en casa

    Pilates en casa

    Si queremos adelgazar y mantener la forma sin excesivos riesgos, entonces los ejercicios de Pilates en casa van a convertirse en nuestro mejor amigo.

    Primero se empieza con un tiempo para la relajación, en la que se aprende a respirar y tomar conciencia de los músculos, en total 8 líneas directrices como son la concentración, respiración, control, fluidez, centro de gravedad, precisión, aislamiento y encadenamiento.

    El fin del Pilates en casa no está en hacer que sudemos mucho, sino en establecer los equilibrios musculares, centrándose primero en las dificultades, y luego en la armonía de los músculos abdominales, dorsales, y glúteos.

    Beneficios de pilates

    El Pilates alivia cualquier tipo de dolor de espalda menor por lo que es practicado por quiroprácticos y ortopedas.

    Así conseguiremos aumentar el ritmo cardiaco, y por tanto nos ayudará a quemar calorías; además, con las respiraciones que se emplean en esta técnica vamos a fortalecer y tonificar el abdomen.

    Los ejercicios de Pilates son extraordinarios para el cuerpo y espíritu. Se suelen practicar sobre una superficie plana, en la mayoría de casos en una colchoneta en el suelo.

    Ejercicios

    Nos vamos a centrar en los siguientes ejercicios de Pilates en casa:

    Ejercicio 1

    Tumbados boca arriba, doblamos las piernas hacia el pecho y agarramos las rodillas con las manos. Estiramos la espalda despacio, unimos las piernas y las elevamos hacia el techo y adelante. Ahora estiramos los brazos hacia los lados y los agitamos rápido, a la vez que inhalamos y exhalamos cinco veces.

    Ejercicio 2

    Nos sentamos en el suelo con las piernas flexionadas hacia el pecho y las abrazamos. Relajamos la espalda y balanceamos el cuerpo hacia atrás y adelante. Nos dejamos caer hacia atrás lentamente para que se estiren las vértebras.

    Ejercicio 3

    Nos tumbamos boca arriba con las piernas dobladas en paralelo y apoyamos los pies sobre la colchoneta. Ahora flexionamos una pierna hacia el pecho y después la estiramos como si quisieramos tocar el techo con la punta del pie, de manera que tengamos los brazos y las palmas de las manos extendidas sobre la colchoneta, y la nuca también estirada. Flexionamos de nuevo la rodilla hacia el pecho con la espalda estirada, agarramos la pierna con las manos y volvemos a la posición inicial. Realizaremos 10 series cambiando de pierna.

    Ejercicio 4

    Tumbados boca arriba con la espalda recta sobre el suelo, las piernas estiradas despegadas del suelo y las manos detrás de la nuca. Ahora elevamos el torso hasta los hombros, llevamos la rodilla izquierda hacia el pecho y el codo derecho hacia la rodilla, intentando unirlos. Alternamos piernas y brazos y haremos 10 repeticiones.

    Ejercicio 5

    Nos sentamos en un banco con la espalda derecha. Agarramos unas mancuernas, estiramos los brazos hacia arriba y los flexionamos por detrás de la cabeza a la altura de la nuca. Vamos a repetir este movimiento despacio durante seis series.

    Resumen
    Título
    Pilates en casa
    Descripción
    Pilates en casa
    Autor

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Al rellenar el formulario estás dando el consentimiento expreso al tratamiento de tus datos (guardar tu comentario y datos del formulario en el blog) conforme al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

    El responsable de este sitio es Víctor Moya (info@prestamos-asnef.es). La finalidad de este formulario es controlar el spam y la gestión de comentarios, legitimado con tu consentimiento expreso.

    No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad u olvido (ver la política de privacidad).